Ese maldito círculo

cocaina

Sí, mejor me quedo tranquilo, mejor no hago nada. Tampoco tengo plata para hacerlo. Pero igual, si tuviera… necesito mantenerme en la tranquilidad. Me acuerdo de esa época, de esos días del 2014 cuando me iba solo a los bares, a buscar con quién coger. Me tomaba una botella de vino solo, en casa, y después salía. Ahí no tomaba merca. Ya había pasado por la etapa de pastillero. La merca llegó en el 2015 de nuevo. Digo “de nuevo” porque antes de vivir en Buenos Aires ya había tenido episodios bastante intensos. Pero precisamente por eso la dejé. Cuando la volví a probar, después de años, me agarró con locura. Por periodos. Ahora llevo un buen tiempo sin enloquecerme. Pero ya voy sintiendo la necesidad de autodestrucción. Es así, es como una regla: cuando entro en etapas muy dolorosas, me anestesio con sustancias. Como eso que dicen de ahogar las penas. Yo las ahogo con alcohol, merca y sexo. A veces con éxtasis. Pero ahora no quiero eso. Entre otras cosas, porque salir de fiesta no es celebrar, es enlodarme en la tristeza. Es el círculo: caeré mucho más abajo del estado inicial, luego la vergüenza, la culpa, será difícil salir de ahí,y luego, cuando esté un poco más tranquilo, vendrá de nuevo la tristeza o la ansiedad o algún sentimiento desagradable, e intentaré anestesiarme. Otra vez. Y así. Además, siempre termino solo. Y ahora es peor: solo y desocupado. Antes hacía cosas. Muchas cosas. Pero ahora. Veo la vida pasar a través de este computador. No es cierto: salgo, me muevo. Pero vamos, que las semanas se pasan y yo las paso aquí en este departamento. Gracias a Dios, sí, dicen que hay que ser agradecido. Hoy pensé en hacer una lista. Una lista con todas las cosas que tengo por las que doy gracias. Ya lo he hecho antes y da resultado. Algo así como ver el vaso medio lleno. Si no me autoayudo, caigo. En otro momento hice terapia. Tenía el dinero para pagarlo. Igual me volví loco con las pastillas y el sexo bajo los efectos del GH y el poppers. Pero había un lugar donde ir a reciclar la mierda, y muchas actividades con las que llenar el tiempo. (¿Es algo que se llena el tiempo?). O el vacío, mejor. Llenar el vacío. O intentar hacerlo. Pero no con cosas que me destruyan. Hoy es miércoles. En esa época, había llegado a Buenos Aires de los Estados Unidos, después de una estadía atormentada por mi tía y un primo, que querían que me quedara a vivir el sueño americano. Y no importaba qué día, un miércoles, en esa época, me calzaba las zapatillas y salía ya borracho a algún bar de sexo, a conseguir un hombre. A veces conseguía algo bueno, a veces no. Tres veces perdí el celular. O me lo robaron. En diferentes situaciones que en otro momento tal vez narre. Ya sé cómo es eso. No ha sido la única temporada. Cuando he sido feliz (¿he sido feliz?) también tuve ataques de alcohol y sexo. Al principio fue poco, pero después fue aumentando el atrevimiento, el coraje. Hoy no quiero. Tampoco puedo: no tengo plata. Entonces me quedo en casa. Quién sabe si es el anuncio de una recaída fuerte. O a lo mejor son escritos para salvarme, mientras se me sube un poco el ánimo. O me lo subo yo mismo. Hoy no me voy a enloquecer. Como dicen en los grupos, sólo por hoy.

Advertisements

Author: Anónimo Temporal

Empezaré por un diario de mi propósito de recuperarme, de dejar las drogas y el sexo. Contaré a manera de crónicas historias de mis amores, de los hombres de mi vida. Y hablaré, tal vez, de todo un poco, una especie de columna de opinión semanal.

3 thoughts on “Ese maldito círculo”

  1. Deja la droga y olvida la creencia que el mundo está en el pene de un hombre. Escribe algo que no sea sobre vos, por una vez date cuenta que hay vida en otras personas. Un heterosexual no debe ser tan mala la idea… Te sigo leyendo, algún día emergerá ese potencial que llevas dentro.

    Like

  2. Disculpa, creo que se me pasó la mano con la idea. Fui grosera y no está bien, pero soy mujer y me gusta un hombre a la vuelta de un cometa, chica aprendí que las galaxias no giran alrededor del sol y menos de un pene. Escribe lo que tengas que escribir, si fallas bueno y cuando aciertes será genial. En realidad no quise ser grosera al leerte, lo justo es decir lo que uno piensa, para que el otro pueda mejorar. En mi clase de investigación, le decimos coloquio: Exponemos la idea y todos los demás nos crucifican, cuando alguien no opina es porque no lee y eso nos pone tristes.

    Lo del heterosexual es la idea, que son igual de desordenados y su vida no es muy diferente a la tuya. Lo que marca la diferencia en la sexualidad es el toque de dignidad que le pones a tu persona. Abrazos, disculpa si fui mala honda.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s