Lunes, otra vez

El clima durante el fin de semana fue oscuro, gris, bogotano. Me encerré a escribir, a fumar y a comer. Los días de semana, ya lo había dicho antes, me pongo ansioso. Hay ciertos escritores a quienes les conviene el sufrimiento, la agonía, la incertidumbre. A mí, no. A pesar del clima, estuve animado. Mi amiga Áspora me envió un poco de hierba en un servicio a domicilio, así que me dediqué a relajar. La marihuana me ayudó a apalear el bajón de ánimo: la desocupación, el tiempo libre, el dinero… sobre todo eso: ¡el dinero! Es en estos momentos cuando más debo tener cuidado. En los momentos de preocupación la incertidumbre me golpea y me dan esas ganas locas de hacerme daño.

429996677_907da520ae_z

Decidí que debo buscar un trabajo que me proporcione dinero mientras consigo vivir de la actuación. A veces pienso en prostituirme, pero no tengo el coraje (la verdad tampoco tengo el cuerpo para venderme así). Ya es hora de producir.

Al final respondieron del teatro donde quiero presentar el monólogo. Me pude comunicar. Creo que haré funciones en noviembre. Así, pasa la vida. Con el objetivo de mantenerme limpio (sin cocaína) y de persistir e insistir en mi carrera como actor.

Advertisements

Author: Anónimo Temporal

Empezaré por un diario de mi propósito de recuperarme, de dejar las drogas y el sexo. Contaré a manera de crónicas historias de mis amores, de los hombres de mi vida. Y hablaré, tal vez, de todo un poco, una especie de columna de opinión semanal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s