Mantener la conducta (Pensando en mi padre)

Impotencia. Encerrado. Veo pasar la vida desde este apartamento. Ayer debía reunirme con mi amiga Adela: quiere que la ayude a escribir el guión para un cortometraje. Le dije que no tenía ánimo, que no quería salir de casa. No mentía. Hoy ya estoy mejor. Pero entre la desocupación y la turbulencia económica, cedí y me dejé deprimir. Hoy hablé con mamá: verla de buen ánimo me ayuda. No he salido de casa durante estos últimos días. Por suerte no tengo marihuana, porque ando tosiendo y expectorando. Mi padre me ha bajado la cuota. Todas las semanas transfería a mi cuenta 40 dolaritos. Ahora sólo pone 30. No le he preguntado por  qué. Mis tíos dicen que tiene dinero, que le pida, que la mujer no lo deja gastar. Estoy harto de mendigarle. Debo ser agradecido, me digo. Pero es una limosna. Pensaba pedirle más, pero no me atrevo. No sé cómo pagaré el alquiler el próximo mes. Llevo ya años así, con la preocupación a cuestas. Al pedo, lo sé. La preocupación no pagará las deudas. Entonces se me viene el odio hacia él. Ya sé que no tiene por qué darme dinero, tengo 30 años. Quisiera no necesitar su ayuda, no tener ningún tipo de contacto con él. Trabajar, ser un actor reconocido y no hablarle, no verlo. Que note que uso el apellido de mi madre y no el suyo: el muy miserable le puso a uno de mis medio-hermanos el mismo nombre que a mí (el mismo de él, dicho sea de paso). ¡Tengo un hermano que se llama igual que yo! Quiero no tener contacto con mi padre. Nuestra relación ha sido siempre económica. Hace más de ocho meses que no lo veo. Así que quisiera sacarme la careta, que sepa que el dinero que me ha dado no compensan el amor que no tuve. Pero mientras no gane lo suficiente, voy a necesitar de su ayuda. Así que seguiré siendo amable. Además, cuando tenga el dinero suficiente, seguramente no pensaré en estas cosas. Eso espero. Ya pronto es viernes. Se avecina una salida nocturna. O eso ando buscando, una salida a una disco gay. Espero no ceder a la tentación, no meterme en la cama con nadie. Van dos meses sin sexo. Después de aquél exceso. Espero mantenerme así. Ando con las emociones y los pensamientos revueltos. Dominado por el ego. Es mejor no compartir mi energía con cualquiera. ¿Y la cocaína? Tal vez (ojalá) no aparezca. Con esta tos, sería un acto kamikaze. De esos he cometido bastante. Espero mantener la conducta.

Advertisements

Author: Anónimo Temporal

Empezaré por un diario de mi propósito de recuperarme, de dejar las drogas y el sexo. Contaré a manera de crónicas historias de mis amores, de los hombres de mi vida. Y hablaré, tal vez, de todo un poco, una especie de columna de opinión semanal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s