Sin desbarrancar (Sigo a medias)

He venido tomando, sí. Pero no desbarranco. El contexto es fundamental. El sábado salí. Empecé con unos vinos donde mi amiga Adela, quien me ayudó a grabar un casting que debía enviar por correo electrónico. Luego me junté con mi primo y unos amigos suyos, vimos un partido de fútbol. Y después, fuimos de fiesta con unos parientes de él estaban de visita en la ciudad, bebimos whisky. Terminamos comiendo a eso de las 4 de la mañana. Yo no puse un peso. Mi primo sabe que mi situación económica no es la mejor, así que paga mi parte casi siempre. Digo que el contexto ayuda, porque por más que me hubiera gustado buscar un poco de coca, esnifar y seguir de largo hasta el amanecer en busca de algún chico de bulto generoso, no lo hice. El grupo con el que estaba no era de ese calibre. Por supuesto, he morboseado, mirado hombres, cuidándome de que no noten mi ansia.

tumblr_m3z3t3gzTa1ruq5t7o1_500

Por más que lo deseo, no ha sucedido. Y es mejor, me digo. Por más que he tomado alcohol y algunas drogas, no he tenido sexo. En estos días he pensado con frecuencia en la idea de tomar unos tragos aquí, solo. Y luego irme de fiesta o llamar a algún scort. Si no consigo con quién salir, entonces irme solo. Quisiera disponer del efectivo suficiente para darme un gusto. Así como lo hice varias veces en Buenos Aires hace un año. Pero luego pienso que después de eso terminaré dolido, que es mejor evitarlo. En todo caso, por más que no logre decidirme, no lo haré mientras no tenga el dinero necesario.

Ahora es lunes. Despierto después del mediodía. Redacto en el celular un mensaje para papá. Lo hago en una aplicación para escribir. No lo envío. Es un mensaje para pedirle dinero. No sé cómo pagaré el alquiler. Necesito ensayar el monólogo que vengo preparando desde hace un tiempo. Guardo el mensaje. Espero la ocasión perfecta. Temo que se niegue, que se moleste. No lo conozco bien. Nuestra relación ha sido primordialmente para fines económicos.

Así pasa la vida. Los días, nublados. Llovizna mucho en esta ciudad. A veces, incluso, con sol. Trato de mantener el ánimo. A veces hago ejercicio. A veces lloro cuando pienso en el pasado, la nostalgia ataca fuerte. Tengo un apartamento (¿un departamento?), una computadora, algo de comida. Por ahora puedo dedicarme a escribir. No es lo mismo hacerlo con la seguridad que da una cuenta bancaria jugosa que con la incertidumbre de quien no cosecha mucho todavía. Pero sigo sembrando. Trato de aprovechar el tiempo de la manera más creativa posible. Sigo.

Advertisements

Author: Anónimo Temporal

Empezaré por un diario de mi propósito de recuperarme, de dejar las drogas y el sexo. Contaré a manera de crónicas historias de mis amores, de los hombres de mi vida. Y hablaré, tal vez, de todo un poco, una especie de columna de opinión semanal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s